OFTALMOPEDIA (NIÑOS)

          Oftalmopedia: Oftalmología Pediátrica

El 80% de lo que aprenden los niños es a través de la vista

 

 

Las causas más comunes de problemas de visión en los niños son los errores refractivos, pero también existen otras enfermedades que afectan a los niños.

La detección temprana de estas condiciones es fundamental para prevenir estas dificultades en el desarrollo y aprendizaje. Además, si no se trata a tiempo, puede tener secuelas irreversibles para el resto de su vida.

El Instituto de la Visión atiende a niños de todas las edades para ayudarlos a ver bien para que lleguen a todo su potencial.

¿Cómo saber si mis hijos necesitan una corrección de la visión?

Si tus hijos tienen uno o más de los siguientes síntomas, puede ser que requiera ayuda de un Médico Oftalmólogo. En este caso, te recomendamos hacer una cita con nosotros lo antes posible.

  1. Sentarse muy cerca de la televisión

  2. Dificultades para leer

  3. Entrecerrar los ojos (para ver de lejos)

  4. Rascarse los ojos

  5. Ojo que se desvía (estrabismo)

  6. Dolores de cabeza frecuentes

  7. Bajo desempeño en la escuela

No olvide consultar a su médico.

*Los síntomas no son certeza de un padecimiento hasta que el médico especialista en oftalmología del Instituto de la Visión le  realice el diagnóstico correspondiente.

Enfermedades de la infancia

  1. Estrabismo (infantil)
    El estrabismo es la desviación anormal de uno o ambos ojos en alguna de las posiciones de la mirada. El problema del estrabismo no solamente es estético, ya que puede afectar el desarrollo de la visión en tercera dimensión y causa ambliopía (ojo vago), por este motivo, cualquier tipo de desviación ocular, sobre todo las que se presentan desde el nacimiento son motivos de valoración oftalmología inmediata.

  2. Mala visión lejana (Miopía), mala visión de cerca (Hipermetropía) y la curvatura irregular de la córnea o el cristalino (Astigmatismo)
    La miopía, hipermetropía y el astigmatismo pueden aparecer en los primeros años de vida. La imagen que recibe el cerebro no es nítida y puede quedar como secuela permanente. Además el niño no suele quejarse de visión borrosa por temor a tener que llevar lentes. Para evitar estas situaciones recomendamos consultar un Médico Oftalmólogo del Instituto de la Visión. Estos defectos pueden corregirse con lentes.

  3. Ambliopía (Ojo Vago)
    La ambliopía es una disminución de la agudeza visual que resulta en un desarrollo anómalo visual durante la infancia y la niñez. Esta enfermedad, se desarrolla cuando las vías nerviosas entre el cerebro y el ojo no se estimulan de forma adecuada. Es la principal causa de disminución de la visión en niños. Si no se trata, la pérdida de visión puede variar de leve a grave.

  4. Opacidad del lente natural del ojo (Catarata)
    Más información sobre el padecimiento de Catarata

  5. Enfermedad que daña el nervio óptico en la parte posterior del ojo (Glaucoma)
    Más información sobre el padecimiento de Glaucoma

AUTOREFRACTÓMETRO PEDIÁTRICO

Un autorrefractómetro es un dispositivo que hace una medición objetiva de la corrección óptica que necesita el paciente para ver lo más nítido posible. Esto es algo genial a la hora de determinar un punto de partida para una graduación por parte de los oftalmólogos, pero… requiere de cierta colaboración del paciente y en niños pequeños puede ser complicado.

Somos los únicos en Manabí, y de los muy pocos en el país que hemos incorporado a la tecnología de nuestro área de oftalmología pediátrica, dos nuevos autorrefractómetros infantiles PlusOptiX y 2WIN que nos facilitan muchísimo la labor con nuestros pacientes más jóvenes. Con él, obtener una refracción inicial de ambos ojos (binocular) es tan sencillo como hacer una foto desde 1m de distancia.

¿Qué es un autorrefractómetro?

Estos dispositivos se utilizan para obtener una medición inicial (objetiva) del defecto refractivo del paciente. De este modo, cuando el profesional comienza a graduar, puede hacerlo en base a unos datos iniciales que, aunque no sean con los que el paciente se puede sentir más cómodo, ahorran muchas molestias al paciente y tiempo en consulta.

Para que lo entendamos mejor: los autorrefractómetros nos indican si un paciente es miope, hipermétrope o astigmático y nos da una estimación muy válida de este defecto. De esta manera, nuestros profesionales sólo tienen que ajustar estos valores en las lentes de prueba del paciente para tratar de obtener su mejor agudeza visual con corrección.

Si no dispusiéramos de esta serie de herramientas, nos veríamos obligados a probar decenas de lentes hasta llegar al punto de referencia que nos da el autorrefractómetro con las consiguientes molestias al paciente y gasto de tiempo, además de que la paciencia no es un atributo muy común en los niños.

Autorrefracción en pacientes no colaborativos

Pues bien, normalmente un autorrefractómetro requiere de cierta colaboración por parte del paciente para poder realizarse. Aunque se trata de una prueba que se realiza sin contacto ni molestias, es necesario colocar la barbilla sobre la mentonera, y permanecer inmóvil unos segundos para que se realicen correctamente las mediciones, y esto mismo, cuando se trata de pacientes no colaborativos como es el caso de niños pequeños, es complicado. Además, los autorrefractómetros convencionales miden la refracción de forma monocular (un ojo primero y luego el otro) mientras que tanto el PlusOptiX como el 2WIN miden los dos a la vez.

Resultado de las mediciones.

Tanto el PlusOptiX como el 2WIN nos proporcionan gran cantidad de información con una única medición. Entre otros:

  • Refracción (Esfera, cilindro y eje).

  • Diámetro pupilar y distancia interpupilar.

  • Simetría de reflejos corneales (detección de estrabismos).

Gracias a estos valores, podemos detectar con mayor facilidad la mayor parte de los problemas de visión que pueden ocasionar una ambliopía u ojo vago incluyendo entre estos:

  • Miopía: visión lejana borrosa.

  • Hipermetropía: visión próxima borrosa.

  • Astigmatismo: visión general distorsionada.

  • Anisometropía: diferencia de graduación entre ambos ojos mayor a 3 dioptrías.

  • Anisocoria: diferencia entre el diámetro pupilar de ambos ojos.

  • Estrabismo: ojos desalineados (más información).

Además, gracias a la imagen de la medición se puede detectar posibles cataratas ycicatrices en la córnea.

Características del PlusOptiX y del 2WIN

  • En niños, es posible utilizarlo a partir de los 6 meses de edad.

  • Realiza mediciones binoculares.

  • Posibilidad de realizar mediciones monoculares en pacientes estrábicos o afáquicos.

  • Medición a 1m de distancia y en menos de 1 segundo.

  • Se puede utilizar sin necesidad de dilatar las pupilas.

El autorrefractómetro infantil ayuda a evaluar la visión de niños a partir de los 6 meses de edad.

Pruebas Electrofisiológicas

En determinados casos, es necesario realizar pruebas de conducción eléctrica de la vía óptica, el Instituto de la Visión es el único centro que cuenta con el más moderno aparato de valoración electrofisiológica ocular: CSO RETIMAX PLUX, que puede realizar todo tipo de pruebas electrofisiológicas, entre las más importantes, Electroretinograma, Electrooculograma y Potenciales Visuales Evocados. Dichos exámenes se pueden realizar en personas de cualquier edad, desde niños recién nacidos de ser necesario (ya que tiene el aditamento MINIGANZFELD), hasta en adultos mayores.